Miriam Ponsa

Sherpa

Otoño-invierno 2014-2015

Homenaje a los portadores y guías de montaña de la zona del Himalaya.

El esfuerzo, la tenacidad, la camaradería y las condiciones extremas son fuente de inspiración en esta colección.

El viaje, el rumbo y la experiencia con la naturaleza ayudan a trazar la colección. La religión, la peregrinación y la meditación juegan un papel importante en la puesta en escena.

La fuerte personalidad del Tíbet desencadena un trabajo con las texturas que evoca el ambiente de los poblados. El punto tricot tiene mucha presencia y se trabaja con mohair de galga muy fina y lana mecha tricotada a mano. La técnica del nudo español elaborada con lana mecha recuerda los yaks, animales salvajes peludos en peligro de extinción.

El relieve conseguido con guata nos traslada a las piezas acolchadas que llevaban los antiguos sherpas. Se trabaja con piezas de gran volumen que evocan la carga que los sherpas transportan.

La suavidad de la nieve y su estado efímero se representa a través de la guata y de piezas tricotado de hilo negro chispeado con blanco. Las terrazas formadas por la naturaleza, típicas en el Tíbet, se representan a través de la superposición de cintas formando un camino continuo.

La técnica del macramé hace una incursión en la vida de los tibetanos como tejeduría en el ambiente familiar.

Las formas orgánicas dan paso a piezas oversize y líneas redondeadas. Formas limpias que juegan con la superposición de capas y bordados manuales.

Los tejidos técnicos aparecen en esta colección y se trabajan acolchados. Se combinan con tejidos de lana 100% y de mohair de pelo corto. El tejido Jacquard bordado a mano tiene un papel destacado.

El color negro, gris, crudo y gris claro predominan ofreciendo secreto y ambigüedad.